6 mins 10 meses

Este martes, varios dirigentes del oficialismo dejaron de lado las internas electorales y concentraron sus esfuerzos en respaldar la gestión de Sergio Massa frente al Ministerio de Economía y en denunciar públicamente a la oposición por la corrida cambiaria que atraviesa el país.

Al mediodía, Alberto Fernández mencionó la corrida durante una conferencia en Casa de Gobierno con el presidente de Rumania, Klaus Iohannis. «Asistimos a una práctica permanente de la derecha argentina. Primero instalan rumores a la mañana, luego operan durante todo el día y cuando termina la tarde, retiran su rentabilidad del mercado cambiario y lastiman el ahorro de las argentinas y argentinos», dijo. 

El ministro de Economía, Sergio Massa, también se expresó sobre el alza de la divisa y lo relacionó con que «hace varios días que vivimos una situación atípica de rumores, versiones, falsos informes» que tienen «impacto en los instrumentos financieros vinculados al dólar».

«Vamos a usar todas las herramientas del Estado para ordenar esta situación y en ese sentido notificamos al FMI de las restricciones que pesaban sobre la Argentina y vamos a cambiar en la rediscusión del Programa«, aseguró. Además, «vamos a usar a la Justicia Penal económica como vehículo de investigación y esclarecimiento de algunos comportamientos y a la UIF y a la CNV para el análisis de operaciones vinculadas al lavado de dinero», añadió.

«Quieren cometer un sabotaje»

Fernández y Massa no fueron los únicos en pronunciarse sobre el origen de la corrida. Desde Brasil, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que existen sectores de la oposición argentina trabajando para cometer un «sabotaje» contra la economía del país. «Una cosa es que sectores pulseen para lograr una devaluación y una cosa distinta es que vayan a sabotear a la Argentina, a cometer un sabotaje», señaló en diálogo con Télam.

«Siempre hay intentos de torcer el brazo, pero me llamó la atención que el ministro Sergio Massa y Sergio Chodos en Washington denunciaron con nombre y apellido a agentes de nuestra oposición que fueron a trabajar para que el FMI se opusiera a las necesidades de Argentina. Esto es grave penalmente y no hubo desmentida», agregó desde San Pablo, donde encabeza una misión empresarial de autopartistas que participan de la mayor feria latinoamericana del sector.

Respaldo a Sergio Massa

En la jornada de este martes, también se expreso el jefe de Gabinete de Ministros, Agustín Rossi, quien publicó un mensaje en Twitter en el que manifestó su «apoyo absoluto» a Sergio Massa. «En los momentos difíciles hay que tener templanza, dijo nuestro Ministro de Economía. Además, unidad y solidaridad. Como JGM (Jefatura de Gabinete de Ministros), apoyo absoluto a Sergio Massa para enfrentar los desafíos del presente y los que vendrán«, escribió el funcionario.

El titular del bloque del Frente de Todos (FdT) en la cámara de Diputados, Germán Martínez, sumó su respaldo al ministro de Economía e indicó que lo que se vive «no es es incertidumbre», si no que se trata de «una corrida especulativa contra el peso, llevada adelante por los que promueven una mega devaluación». 

«Es una operación de desestabilización económica que busca desgastar políticamente. Todo mi apoyo al compañero ministro Sergio Massa», remarcó el diputado nacional en sus redes sociales.

Planes de ajuste

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, coincidió en responsabilizar a la oposición por la corrida y aseguró que lo que intenta la derecha argentina es «dar un golpe de Estado económico para ver si pueden derrumbar al Gobierno antes de que termine su mandato». 

«Fundamentalmente porque a partir de esa situación van a estar en condiciones de llevar adelante el ajuste que quieren, pero haciéndolo recaer sobre este Gobierno», analizó Moreau, y continuó: «Te endeudan y después usan la deuda para hacer explotar la bomba de la economía y poner sus planes de ajuste. Esta historia ya ocurrió en el último tramo del Gobierno de (Raúl) Alfonsín».

«Están haciendo todo lo que pueden para hacer estallar la economía, aunque esto significa enormes costos para el pueblo», advirtió la diputada. 

«Estamos en una situación que no es normal, sino viviendo una anomalía que ya lleva meses. Quieren que la Argentina vaya a una especie de ajuste brutal, que sería una verdadera picadora de carne«, aportó, por su parte, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.

FUENTE> P12.COM.AR

Compartir: